Friday, September 24, 2021
Información para que decidas


No hay que repetir el pasado, presidente: Caminata por la Verdad, la Justicia y la Paz, al llegar a Palacio Nacional.

 Por Leticia Villaseñor|​ México, 23 de enero.- Los balazos no ponen fin a la sangre, tampoco los abrazos, la prueba…

By Oswald Alonso Navarro , in Sociedad , at 26 de enero de 2020


 Por Leticia Villaseñor|​ México, 23 de enero.- Los balazos no ponen fin a la sangre, tampoco los abrazos, la prueba más grande son los 34 mil 582 homicidios dolosos y feminicidios del año que acaba de terminar, así como los miles de desaparecidos, fueron las palabras que el activista Javier Sicilia mencionó, previo al inicio de la caminata por la Paz, la Justicia y la Verdad que partió de la glorieta de la Paz en Cuernavaca hacia Palacio Nacional en la Ciudad de México.​

El poeta estuvo acompañado por decenas de víctimas, así como integrantes de la familia LeBaron, Julián y Adrián entre otros -quienes perdieron a 10 miembros en un ataque directo contra mujeres y niños el 4 de noviembre pasado-, además de más de 60 colectivos de todo el país. ​

El discurso inicial de Sicilia Zardain fue un recordatorio al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el 14 de septiembre de 2018, ya como presidente electo reconoció en Tlatelolco la emergencia nacional heredada de las anteriores administraciones y se comprometió con la agenda de verdad, justicia y paz para presuntamente hacerla su prioridad y crear con ella una sólida política de estado, dijo.​

A pesar del trabajo de varios meses con la sociedad organizada, colectivos, víctimas y la academia, López Obrador se olvidó de la agenda sin dar explicaciones, en lugar de ello, recalcó el activista, el presidente llenó las calles con presencia del Ejército con el nombre de la guardia nacional, una guardia que se ha usado para reprimir mirantes.​

También recriminó la creación de políticas sociales desteñidas de las instituciones que la sociedad civil creó para exigir la justicia, como las Comisiones Nacionales de Derechos Humanos, de Búsqueda y de Víctimas, “comisiones mal atendidas, desarticuladas y cuestionadas, y pretendió imponer la ideología de abrazos no balazos y perdón y olvido”.​

Los balazos no ponen fin a la sangre, como quedó demostrado con las dos anteriores administraciones presidenciales, la de Felipe Calderón y la de Enrique Peña Nieto, tampoco los abrazos, lamentó y prueba de ello son los 34 mil 582 homicidios y feminicidios del año que acaba de terminar así como el incremento de desaparecidos que hoy en día suman más de 62 mil, pero que acorde a las estimaciones de colectivos de víctimas, la suma es mayor.​

Para que México recupere el sentido, abundó, se debe reconocer la dimensión de la tragedia nacional que padecemos, revelar la realizad de la violencia que tiene destrozado al país, esta caminata es un llamado a la unidad para que juntos construyamos en esta patria ensangrentada una sólida política de estado para enfrentar el error, expresó.​

Cuestionado sobre las recientes imágenes que mostraron a los hijos de los 10 músicos asesinados por un presunto grupo criminal en Guerrero, armados y adheridos a las llamadas guardias comunitarias en la zona sur del país, Javier Sicilia lamentó que a falta de justicia, estos muchachos desesperados deban enfrentar a quienes les arrebataron a sus padres y  tengan que salir armados porque no hay nadie que responda por ellos, de ese tamaño es el mensaje que dan, recriminó.​​

Ninguna víctima pidió ser parte de un “show”.

Julián LeBaron​, desde temprana hora, tres autobuses se estacionaron en las inmediaciones del icónico monumento conocido como “La glorieta de la Paz”, ubicado en la entrada norte de la ciudad de Cuernavaca.

En ellos viajaban integrantes de la familia LeBaron, que desde una década atrás a perdido a varios de sus integrantes, víctimas de la violencia registrada al norte del estado, en el estado fronterizo de Chihuahua.​

Julián LeBaron, quien desde 2011 se unió al llamado a la movilización de Javier Sicilia, cuando su hijo Juan Francisco y seis personas más fueron masacradas en Morelos, instó a la sociedad a la unidad.​“La impunidad a alcanzado casi el 100% en los casos de violencia, los criminales actúan a sus ancas, nosotros no podemos ir detrás de los criminales armados porque después vamos a tener dos enemigos: el gobierno y los sicarios, la ciudadanía tiene que aprender a ir con la autoridad y decirle tú aceptaste este caro, tú tienes la responsabilidad, tienes las armas y las herramientas para hacerlo, te vamos a exigir que cumplas con tu obligación”, comentó.​

Cuestionado sobre las declaraciones del  mandatario nacional, en torno a que la marca sólo era un “show”, Julián expuso que ni sus primas ni sus hijos, los músicos decapitados y calcinados en Guerrero, ni los 40 mil muertos que pesan sobre el periodo de López Obrador, “seguramente ninguno de ellos quería ser parte de este show”, dijo de modo irónico.​

Pero sostuvo que el mensaje dado en la marcha es para la ciudadanía no para el presidente, él no puede resolver este problema, es un problema de hace 50 años, es inmenso, y en seis años no lo va a resolver, admitió al tiempo que señaló que la única forma de llegar al destino es que la sociedad se una y supere el miedo.

​En el mismo sentido se pronunció Adrián LeBaron, quien se reusó a catalogarse como víctima al exponer que la violencia que pesa sobre su familia sólo la supera con trabajo y con lucha, el que no lo hace está atorado en la incertidumbre y el dolor, aseguró.​

En torno a la movilización y su resultado, manifestó que “con esta acción veremos si México está con este movimiento o tiene las orejas agachadas, ay al menos 10 personas afectadas por cada víctima, van 300 mil, si eso lo multiplicamos por 10 deberíamos ser un ejército, al menos tres millones de personas deberían estar en las calles. Si te matan a tu hijo, ¿te va a dar miedo o te va dar valor? te va a dar fuerza, yo creo en la autoridad pero me tocaron una fibra muy sensible, qué puede hacer el presidente sin la fuerza ciudadana, por eso debemos decirle al sistema que nosotros hacemos lo que nos corresponde y exigirle que haga lo propio”, finalizó.​


Comments


Deja una respuesta


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *