Monday, August 15, 2022
Información para que decidas


Omisión de Fiscalía morelense motivó feminicidio de Margarita en Cuautla

El 1 de julio, Margarita Seceña Martínez, fue rodeada por  tres hombres e igual número de  mujeres, uno de ellos,…

By Oswald Alonso Navarro , in Municipios Sociedad , at 26 de julio de 2022

El 1 de julio, Margarita Seceña Martínez, fue rodeada por  tres hombres e igual número de  mujeres, uno de ellos, identificado como Primitivo,  trasladaba una garrafa con gasolina, le reclamaban la posesión de una propiedad y de pronto la rociaron del combustible y le prendieron fuego.

Margarita, fue trasladada al hospital general de Cuautla pero por la gravedad de las lesiones en el cuerpo fue levada a un hospital de la Ciudad de México, donde después de 24 días de agonía murió a consecuencia del ataque que le dejó quemaduras en el 70% del cuerpo.

Una tía de la víctima ha narrado que el oriente del ataque con gasolina por parte de sus propios familiares, es por la disputa de una casa propiedad de otro familiar que se encuentra en Estados Unidos, casa que tenía uno de los familiares agresores pero que por tenerla en mal estado le fue quitada para entregársela  a Margarita para su cuidado, lo que generó enojo de seis familiares.

La hermana de la víctima también ha dicho que Margarita ya había denunciado desde  el mes de mayo pasado ante la Fiscalía Oriente, las  amenazas y agresiones por parte sus familiares pero no investigaron ni le decretaron medidas de protección para evitar su muerte.

El video

La agresión fue grabada por el hijo mayor de Margarita, madre soltera de tres menores. El portal sinlineadiario.com.mx describió así la grabación que se divulga en redes sociales:

La quema de Margarita a manos de sus familiares, por la disputa de una casa en Cuautla, Morelos, quedó grabada en un video con duración del 2:45 minutos. En las imágenes captadas por el hijo mayor de la víctima de feminicidio, se aprecia a Primitivo “N”, presuntamente concuño de Margarita, cargando una garrafa de gasolina.

El feminicida camina directo hacia Margarita, eleva la garrafa con el combustible y lo arroja sobre el cuerpo de la víctima. “Échale un cerillo, échale un cerillo”, le gritan las mujeres que lo acompañan para agredir a Margarita y su familia.

Las escenas del ataque muestran cuando cuatro mujeres y tres hombres ingresan en una calle polvorienta de la colonia Ex Hacienda de El Hospital. Se acercan hacia la casa donde habitaba Margarita, sus tres hijos y su madre Andrea Martínez.

“Yo nada más te digo. Acércate, acércate”, exclama Andrea en un intento por amedrentar a sus agresores. No lo logra.

Entre el grupo destaca Primitivo “N”, vestido con camisa tipo Polo, color gris y pantalón de mezclilla. En su mano derecha carga una garrafa con gasolina. Camina del lado derecho de la calle con dirección hacia donde se encuentra su concuña Margarita Ceceño. Una de las mujeres del grupo agresor llevar un palo en la diestra.

Primitivo sigue caminando por el lado derecho de la calle y mientras la madre de Margarita intente disuadir a los agresores de cualquier acto violento, el hombre levanta la garrafa de la gasolina y con las dos manos arroja el combustible al cuerpo de Margarita.

Enseguida brotan los gritos de las mujeres que acompañan el grupo: “Échale un cerillo, échale un cerillo”. Instantes después se escuchan gritos de dolor de Margarita y otros de sus agresores: “Vas a valer madres”.

¡Agárrenlo, agárrenlo!, grita al aire desesperada la madre de Margarita para detener a Primitivo, el hombre que corre hacia la salida de la calle junto con sus seis acompañantes.

Mientras en la calle margarita implora por ayuda para sofocar el fuego que abraza su cuerpo. ¡Ayúdame por favor, ayúdame por favor. Echame agua!, se oye en el video.

El hijo mayor de Margarita, de 11 años de edad, sigue grabando todo con su teléfono móvil, presencia la quema de su madre y grita improperios contra el grupo agresor.

¡Llama una ambulancia hijo!, le pide su abuela. No tengo saldo, responde el niño.

Otra niña, hija de Margarita, se toma las manos, da vueltas sobre su cuerpo y llora mientras mira el cuerpo de su madre.

Momentos después la madre de Margarita se da cuenta que los agresores también rociaron gasolina al interior de su tienda de abarrotes, el único sostén económico que tiene la familia Ceceña Martínez.

La omisión

Mujeres heroicas e históricas de Cuautla, exigieron una  investigación contra el personas de la Fiscalia Oriente  que le negó el acceso a la justicia cuando Margarita denunciar inicialmente las lesiones que le ocasionaron en el mes de mayo. “¿Cuándo dejarán de ser omisos ante las agresiones que sufren las mujeres en este Estado Feminicida?”, acusaron.

Tambien denunciaron que la ningun representante de la Fiscalia estatal acudió a la reunión convocada por el Instituto de la Mujer en Morelos, donde de forma urgente se tomaron medidas urgentes para hacerse cargo de los gastos del funeral de Margarita, así como la atención integral, como traslados, atención psicológica y jurídica de sus hijos, su mamá y demás familiares afectados por la violencia que sufrieron.

“Nosotras estamos llenas de indignación y rabia. Margarita intentó denunciar su situación y no fue escuchada. A Margarita no solo la mataron sus feminicidas, también la mató el Estado con su negligencia para cumplir con el acceso a la justicia. Ahora nos toca nombrarla y exigir justicia para ella, su mamá y sus tres hijos”, señalaron.

En la reunión de autoridades a la que no acudió ningún representante de la fiscalia, también se acordó que los familiares sean integrados al fideicomiso destinado para la reparación a víctimas, el inicio de quejas ante la Comisión de Derechos Humanos en contra de los servidores públicos que negaron la justicia a Margarita y a su prima desde la primera agresión.

Y urgieron a la Fiscalía reclasificar la carpeta de investigación que se inició el 01 de julio por el delito lesiones y ahora se tipifique como feminicidio.

Comments