Irrelevante en economía local créditos del gobierno de Cuauhtémoc en pandemia: Rafael Tamayo

El economista Rafael Tamayo, afirmó que  después de tres meses del inicio de la contingencia, la única acción del Gobierno Estatal para enfrentar la crisis económica ha sido el otorgamiento de créditos, que no han funcionado.

El crédito, dijo,  no puede ser una alternativa relevante cuando los negocios están cerrados; no hay ventas. Incluso cuando los negocios abran, sus ventas serán mucho menores por un buen tiempo.

“La mejor prueba de lo irrelevante de los créditos es que sólo se han otorgado a 450 para igual numero de empresas, supongo, cuando en Morelos existen más de 100,000 empresas, el 90% micro y pequeñas, en su mayoría afectadas por el cierre autoinflingido”, criticó y aseguró que los créditos otorgados, por lo tanto, hacen muy poca diferencia. En su opinión el beneficio de los créditos es solo para las empresas; no se transfiere a los trabajadores y no asegura que no haya despedidos, “esto aumenta su irrelevancia”.

El exsecretario de desarrollo económico de Morelos, también señaló que esas 450 empresas recibieron 320 mdp, lo cual puede poner en alto riesgo la viabilidad del Fondo Morelos, ya que es probable que su cartera vencida aumente sustancialmente ya que las empresas acreditadas también estarán en una situación complicada al grado de que pueden destruir la institución por una irresponsabilidad.

Con esos 320 mdp pudieron instrumentar un programa de transferencias temporales directas a buena parte de los trabajadores que han perdido su empleo (incluido el auto empleo de muchos micro negocios), digamos un salario mínimo por tres meses hasta donde alcance ¡pudiendo así mantenerlos en sus casas, propuso pero  al

 no haber una acción de este tipo, ya se generó mucha presión para abrir los negocios y al parecer la autoridad ya cedió.

“El problema es que seguro habrá un repunte de contagios y muertes que seguramente saldrá más caro. La crisis de Salud se prolongará y seguramente habrá que volver a cerrar”, pronosticó.

De acuerdo con la revisión que ha hecho,  Morelos de febrero a mayo de este año perdió 7,735 empleos formales de acuerdo a los registros del IMSS. La pérdida total de empleos, incluidos los informales, debe estar en alrededor de 100,000, “esto suponiendo que en Morelos se perdió alrededor del 1% de los 12 millones que se perdieron a nivel nacional de acuerdo a INEGI-ETOE”.

Se pregunto: ¿Como se espera que la gran mayoría de estos 100,000 desempleados se quede en su casa si no cuentan con un ingreso mínimo para subsistir? La contingencia no tiene para cuándo terminar, se espera que cuando menos llegue a fin de año. Los comerciantes de mercados y tianguis afirman que ya no aguantan más, que necesitan ingreso, y que esta semana abrirán sus negocios sin importar lo que diga la autoridad.