Tuesday, July 5, 2022
Información para que decidas


Acusan a CRIM-UNAM de intentar construir biblioteca en zona protegida

Cuernavaca, Mor.- La organización Guardianes de los Árboles denunció este viernes que el Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM-UNAM), pretende…

By Oswald Alonso Navarro , in Medio Ambiente Sociedad , at 17 de junio de 2022

Cuernavaca, Mor.- La organización Guardianes de los Árboles denunció este viernes que el Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM-UNAM), pretende construir un biblioteca en una parte del Corredor Biológico Chichinautzin, zona decretada como protegida por el gobierno federal.

Flora Guerrero, vocera de esta organización, divulgó que confirmó que el centro de investigación inició la construcción de lo que seria la biblioteca del CRIM pero se encuentra dentro del polígono del área natural protegida Corredor Biológico Chichinautzin.

“La biblioteca seria construida en un área arbolada, y no creemos que el CRIM sea capaz de destruir esos hermosos árboles ¿verdad? Sobre todo, ahora que enfrentamos un fenómeno mundial de calentamiento global y cambio climático donde los árboles son estratégicos por la regulación y enfriamiento que generan en el ambiente. Esto lo deben saber perfectamente bien los investigadores académicos del CRIM”, acusó.

La activista ambientalista del estado señaló que la posible ocupación de la reserva para construcción, es lamentable, un  panorama en esta región del país, de cómo ha avanzado la urbanización ilegal dentro de los límites del Corredor Biológico Chichinautzin y se preguntó: ¿En qué momento  sucedió esto? ¿Porqué las autoridades de los tres niveles de gobierno, principalmente la PROFEPA, lo ha permitido?

“Esto es una radiografía de lo que está sucediendo con las áreas naturales protegidas en Morelos: Parque Nacional Lagunas de Zempoala; Parque Nacional Tepozteco; Reserva Estatal Sierra Montenegro; Reserva Ecológica Estatal El Texcal; Corredor Biológico Chichinautzin”, puntualizó.

El pronostico que plantea es que de continuar los ritmos actuales de destrucción,  la cubierta forestal de Morelos dejará de existir en 20 o 30 años en las áreas naturales protegidas lo que agudizaría el deterioro, ante un calentamiento global y cambio climático, y, por si fuera poco, una gravísima crisis de escasez de agua en varios estados de la República, del que no escapa el Estado de Morelos.

Recordó que de acuerdo con la Comisión Nacional para la  Biodiversidad (Conabio), Morelos  es una entidad de magna pluralidad de ecosistemas y culturas vivas que también apunta a uno de los índices más altos de deforestación, pérdida de biodiversidad y riqueza cultural.

Y que además  ocupa el segundo lugar por el deterioro y transformación de sus ecosistemas naturales, y la pérdida de los recursos naturales básicos va en aumento, es decir, la contaminación del agua, erosión del suelo, disminución de la vida silvestre, entre otros fenómenos negativos,  y que el setenta por ciento de la superficie del estado se considera de vocación forestal, pero se ha eliminado en las últimas décadas más del 80% de la cubierta forestal de la entidad y 80% de los suelos morelenses presentan diversos grados de erosión.

Sin embrago, expuso que Morelos, de acuerdo con información oficial,  aún cuenta con 88,000 hectáreas de bosques y selvas, de las cuales anualmente se pierden entre 3000 y 4000 hectáreas y de  continuar los ritmos actuales de depredación ambiental, la cubierta forestal de Morelos dejará de existir en 20 o 30 años, y con ello la mayor parte de su biodiversidad y servicios ambientales, poniendo en riesgo la sustentabilidad y desarrollo del Estado.

Y se volvió a preguntar: ¿Hasta cuándo, gobiernos, dueños y poseedores de la tierra, academia y ciudadanía vamos hacer consciencia de esta grave situación y poner un alto a la destrucción de las áreas naturales protegidas de Morelos?”.

Comments