Sunday, July 21, 2024
Información para que decidas


El futuro incierto de Morena en Morelos que favorece a Urióstegui

Política para Cigotos| Oswald Alonso.- El domingo pasó algo que para muchos es inexplicable, difícil de argumentar, menos   creer: Ulises…

By Oswald Alonso Navarro , in Opinión Política , at 29 de agosto de 2022

Política para Cigotos| Oswald Alonso.- El domingo pasó algo que para muchos es inexplicable, difícil de argumentar, menos   creer: Ulises Bravo, hermano del gobernador Cuauhtémoc Bravo, sin militancia ni trayectoria dentro del movimiento de la 4ª Transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, logró quitar el control a las tribus morelenses de Morena.

De los 50 consejeros que conforman el Consejo Político Estatal de Morena en Morelos, 25 votaron a favor de que Ulises fuera el presidente estatal de Morena, 24 más votaron a favor de José Guadalupe Ambrocio Gachuz, un voto  hizo presidente a Ulises. Pero hay razones que podrían explicar esta atrocidad política de nuestros tiempos.

No hace muchos años (2017) buscamos explicar, en una investigación académica, en la que participe, qué provocaba que  solo en Morelos ocurrieran una cadena de monstruosidades sociales y políticas si fin. No abundaré más, ya que no tengo autorización de divulgar el contenido de la investigación, virtud a no soy el autor principal de la misma, pero si puedo compartir una de las conclusiones generales que reveló el texto: Las monstruosidades seguirán ocurriendo sin remedio cual maldición y lo peor es que aun no  sucede lo más malo.

Quizá, para muestra de este pronostico, cobra una espeluznante vigencia lo que pasa en el partido  Morena en México pero particularmente en Morelos, estado laboratorio que desde que tengo memoria política, es utilizado por muchos sin que nadie intente cambiar dirección y destino. Quizá tendríamos que empezar a llamarle El Laboratorio de Todos,  vienen de otros estados o países a hacer experimentos utilizando a los ciudadanos como ratones.

Es el caso de los hermanos Bravo (Cuauhtémoc y Ulises), llegaron a Morelos a mezclar una serie de intensiones y circunstancias a su favor, que les han resultado redituables políticamente, en consecuencia  económicamente, más aún les ha dado la posibilidad de intentar  permanecer por más años para seguir jugando con los ratones  que parecen haber normalizado los horrores que les hacen vivir.

Cuauhtémoc Blanco, según expedientes en el TEPJF, llegó contratado por los hermanos Yañez Moreno, entonces dueños del Partido Social Demócrata (PSD), para hacerlo candidato con el único fin de obtener de utilizar su popularidad para acercar votos que les permitiera salvar a este partido local de perder su registro pero sobre  todo los recursos económicos a que en ese entonces tenían derecho. Las cosas les salieron tan bien que ganó la alcaldía de Cuernavaca,  tres años después la gubernatura.

Ulises, gobernador detrás del trono, dicho por los propios secretarios del gabinete del exfutbolista profesional, es quien toma las desiciones económicas y políticas en el estado. A su legada,  en privado daba ordenes a Cuauhtémoc lo que tenía que hacer, más tarde ya participaba en las reuniones de gabinete, sin rubor llegó a ser el negociador en casi todo y decidir sobre el destino de mucho.

Así llegó a ser dirigente del Partido Encuentro Social  en Morelos (PES) y candidato a diputado federal, no ha pasado mucho tiempo de eso para cambiar su destino 360 grados al insertarse en Morena y en poco tiempo ser consejero, increíble resulta más que oficialmente 15 días después de ser consejero, logró ser dirigente estatal. Denuncias de militantes aseguran que fue gracias a que compró miles de votos a 400 pesos para que sus candidatos y él cumplieran su objetivo. Tiempo record en una trayectoria partidista, ¿no? ¿En qué partido ocurre esto?Solo aquí, no veo cosa parecida en otro partido.

Pero, tenemos que hacernos una ruda pregunta que suena a reclamo: ¿Dónde están los militantes o simpatizantes de Morena que habían jurado defender a la 4T de traidores, arribistas y simuladores?

El columnista político Jose Manuel Pérez Durán, escribió que las reacciones en las redes sociales confirman a Ulises Bravo como presidente  espurio de Morena en Morelos, ya que, es evidente la compra de votos entre priistas y panistas convertidos súbitamente en “militantes” de Morena, y que  no ha bastado que ello sea del conocimiento de Mario Delgado Carrillo, Adán Augusto López y el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador, si consienten que el oportunismo se burle del lopezobradorismo.     

Todo lo anterior,  confirma que este partido surgido de un movimiento autentico que muchos apoyamos, cada uno desde su trinchera, resultó ser de todos pero también de nadie, menos de las mujeres y hombres de verdadera izquierda en México.

Las monstruosidades ocurridas a la llegada del exfutbolista paren tener un fin. En la pasada elección el candidato de la coalición Morena-Pes, por lo menos en Cuernavaca, fue un rotundo fracaso por la imposición y compra de votos como estrategia. Esa misma formula aplicó Ulises para llegar al la dirigencia estatal de Morena. Ahora sabemos que la misma dosis los hará perder nuevamente.

  

Comments