Monday, September 27, 2021
Información para que decidas


Denuncian al IMSS por negligencia en entrega errónea de cuerpos

Por Leticia Villaseñor | Zacatepec, Mor., 18 de mayo.- La familia de Armando “N”, denunció ante la Fiscalía General de…

By Oswald Alonso Navarro , in Municipios , at 19 de mayo de 2020

Por Leticia Villaseñor | Zacatepec, Mor., 18 de mayo.- La familia de Armando “N”, denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por negligencia y lo que resulte, al evadir su responsabilidad en la entrega del cuerpo de su ser querido a otra familia que, debido a los procedimientos de los casos confirmados o sospechosos de Covid-19, deben inhumarse o cremarse en un lapso no mayor a cuatro horas posteriores a la entrega de los restos.
José Armando “N”, hijo del fallecido oriundo del municipio indígena de Xoxocotla, relató que a pesar del anuncio público hecho por el delegado del IMSS, Francisco Monsebaiz Salinas, sobre un presunto acuerdo con la familia en torno a los trámites para la exhumación y re-inhumación del cuerpo, la institución federal los ha abandonado, acusó el afectado.
El pasado 10 de mayo, Armando “N” ingresó a la Clínica 5 del Seguro Social ubicada en el municipio de Zacatepec debido a que presentaba fiebre e insuficiencia respiratoria.
Acorde a lo dicho por los familiares, el hombre padecía de hipertensión pero estaba controlada, y cinco años atrás recibió un trasplante por la insuficiencia renal que padecía por lo que fue dializado por nueve años.
“Mi padre era un hombre fuerte que salió de las crisis de salud que enfrentó”, relató José Armando, quien detalló el último día de vida de su padre.
Al mediodía del pasado domingo 10 de mayo, Armando ingresó con síntomas presuntamente del coronavirus como fiebre y dificultad para respirar, por lo que fue estabilizado pero fue remitido al área de pacientes Covid-19. Ahí le perdieron el rastro a su familiar.
A las 17:00 horas recibieron la noticia de que su padre murió. Lo expuesto en el certificado médico señala fallecimiento por neumonía, padecimiento que ya había sufrido con anterioridad, e insuficiencia respiratoria sin plasmarse la sospecha del coronavirus.
Cuando se realizó la entrega del cuerpo de Armando, la familia se percató de una discusión entre un camillero y el personal de la funeraria, quien les informó que los papeles de defunción así como la etiqueta del cuerpo correspondían a otro hombre identificado como Gregorio.
Ante la renuencia tanto de la funeraria como de la familia de recibir los restos, el personal de salud tomó fotografías del cadáver, una vez que se las enseñaron reiteraron que no reconocían el cuerpo, es decir, no correspondía a su ser querido.
Acudieron entonces con el subdirector de la clínica quien se negó a atender sus reclamos, sólo la intervención del mismo personal de la funeraria hizo posible que ubicaran a la familia a la que entregaron de manera equivocada los restos de Armando y no de Gregorio.
Pero la familia siguió los protocolos que exigen las autoridades de salud en cuanto a los pacientes confirmados con Covid-19 o que haya sospecha del coronavirus, e inhumó de manera inmediata el cuerpo de quien creyeron era su familiar, quien también falleció el mismo día por la misma causa, con unas cuantas horas de antelación a la muerte de Armando.
Los restos del hombre oriundo de Xoxocotla permanecen en el panteón del poblado de San Miguel 30, en el municipio de Tlaltizapán donde ya fue enterrado también el cuerpo de Gregorio.
El error se hizo público y el delegado del IMSS, obligado por el escándalo mediático, declaró de manera escueta sobre el caso en la rueda de prensa diaria que realiza el Ejecutivo estatal para dar a conocer el panorama estatal sobre la pandemia, donde admitió el error del personal en la entrega, pero aún quiso justificar la falla al decir que los cuerpos se entregan amortajados.
El funcionario federal aseguró que habían llegado a un acuerdo con la familia de Xoxocotla y se haría responsable de los trámites, situación que niegan los afectados.
“Las palabras se las lleva el viento. Si bien hubo un encuentro el pasado lunes con la gente del IMSS, a una semana de su error nadie nos ha contactado, ni siquiera nos hicieron pruebas a los familiares para descartar algún contagio, afortunadamente ninguno ha presentado síntomas pero por ello dudamos que nuestro padre haya muerto del coronavirus”, relató José Armando.
Ante la irresponsabilidad de la institución federal, la familia procedió de manera penal en contra de la institución quien a fin de “agilizar el trámite” exigió a la familia se le otorgara el perdón, lo que presuntamente fue dado por otros hermanos de José Armando.
Pese a ello, la institución no ha dado respuesta alguna a la familia, que este día se manifestó en las instalaciones de la clínica de Zacatepec para exponer la situación y dar a conocer sobre la denuncia hecha ante la FGR por negligencia, además reclaman la reparación de daño, que la institución se haga responsable de los gastos de la exhumación y re-inhumación del cuerpo en el panteón de Xoxocotla, así como una prueba genética que les dé certeza que el cuerpo que se les entregue sea en realidad el de su familiar.
“No he podido darle cristiana sepultura a mi marido, desde el domingo que lo traje a Urgencias no lo volví a ver, a nosotros no nos entregaron ningún cuerpo, cómo pudimos abrir un ataúd si nunca nos lo entregaron, yo sólo quiero enterrarlo en Xoxocotla y entonces poder llorar su ausencia”, dijo entre lágrimas la viuda de Armando.

Comments


Deja una respuesta


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *