Excluyó Cuauhtémoc Blanco a Yautepec, del reparto de despensas

El gobierno de Cuauhtémoc Blanco dejó solos a los 120 mil habitantes de Yautepec, al no considerarlos en la repartición de despensas  durante lo que va de la pandemia de Covid-19, y también al dejar de enviar maquinas para el desazolve de las barrancas y rio, lo que evitará  inundaciones en la próxima temporada de lluvias.

Este martes por la mañana, durante el anuncio de desazolve de las barrancas y el río que traviesa la cabecera municipal, el edil acusó que las obras de desazolve las realizaba el gobierno del estado, “pero hoy estamos trabajando solos  y por cuenta propia”.

”Hoy ni en cuenta nos tomaron para dichos trabajos, creyendo que me hacen daño a mi, se lo hacen al pueblo que también voto por ti gobernador (Cuauhtémoc Blanco). Lo que si puedo decirle al pueblo de Yautepec es que hemos avanzado y mucho sin un solo peso de ayuda del gobierno del estado,  seguiremos de pie y progresando a pesar de tu grosera forma de actuar con los yautepequenses gobernador, te repito también votaron por ti, que no se te olvide”, retó el edil que se reeligió por el PRD pero después se declaro independiente.

El edil se dijo molesto y decepcionado del gobierno del exfutbolista porque incluso en plena pandemia el gobierno repartió 40 mil despensas y el municipio de Yautepec  fue excluido del reparto, a pesar de ello, dijo dará la cara a los ciudadanos y el próximo lunes iniciará un segundo recorrido  para saber de las necesidades de las personas y dijo que las despensas se seguirán repartiendo porque él no se esconde ante la emergencia sanitaria.

También criticó  la falta de apoyo para el sector agrícola: “El  gobierno del estado destina 100 millones,  yo sabía que eran 50 millones, pero bueno, demos el beneficio de la duda. Si hacemos la cuenta de cuantos productores de cada sector son, no les tocaría ni de a 1,000 pesos por cada productor de los diferentes rubros del campo. Andamos mal y de malas, el campo es primero y no lo deben dejar solo y sin apoyo”.

Antes, Agustín Alonso, ya había dicho que el gobernador parece odiar a los municipios y los morelenses, al grado que  tiene meses que no se reúne con los ediles para escuchar las necesidades de la población.