Sunday, April 14, 2024
Información para que decidas


Todos contra todos en Morena de Morelos

Política para Cigotos| Oswald Alonso.- La pelea de todos contra todos en Morelos, en el partido político del presidente Andrés…

By Oswald Alonso Navarro , in Opinión , at 15 de septiembre de 2022

Política para Cigotos| Oswald Alonso.- La pelea de todos contra todos en Morelos, en el partido político del presidente Andrés Manuel López Obrado, es única, muestra lo que están dispuestos a hacer unos y otros, para  quedarse con el control de una dirigencia y de la coordinación parlamentaria de Morena en el Congreso del Estado.

Uno de tantos conflictos internos en  las tribus de Morena, inició cuando su dirigencia nacional abrió convocatoria para la elección de consejeros distritales.

Ulises Bravo, hermano del gobernador Cuauhtémoc, se registró, más tarde fue validado por el nacional. Ya en la elección para la dirigencia local, mostró músculo y dinero, ganó la presidencia; sin embargo, un sector de la militancia acudió a los tribunales electorales para impugnar.

El TEPJF determinó que el registro de Ulises era ilegal porque había sido dirigente del PES y candidato a diputado del mismo partido, por tanto, también el resultado de la elección se invalidaba, ya que era inelegible.

De esta manera quedó fuera de Morena en Morelos, pero el dirigente nacional Mario Delgado, minimizó los gritos de inconformidad de los militantes enojados por el intento de insertar a la fuerza al hermano del gobernador en Morena. El diputado federal  Jorge Toledo, fue uno de los más acidos en señalar que se trataba de una acción al más puro estilo priista.

Otros grupos apoyaron las protestas, al exigir que Cuauhtémoc Blanco sacara las manos del proceso interno de Morena en Morelos, acusaron desvió de recursos públicos y movilización de la estructura gubernamental para hacer ganar a Ulises.

Otro conflicto que da muestra del desastre en este partido, es la división en la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso del Estado. En el primer periodo ordinario de sesiones los diputados de este partido parecían estrechos, para este segundo, parecían también estarlo.

Nombraron al diputado  Arturo Pérez Flores, nuevo coordinador del grupo, parecía que sería el nuevo presidente de la Junta Política y de Gobierno (JPyG). Un día después tres diputados anunciaron que había relevo en la coordinación y que sería Macrina Vallejo Bello.

Para quitar a Pérez Flores, integraron a un diputado de origen priista a la fracción morenista, con lo que sumaron en total cuatro diputado contra tres que apoyaban a Pérez Flores. Así consumaron el relevo y llegada de la diputada de origen indigena a la JPyG.

Las cosas no quedaron ahí, para seguir el pleito interminable, Arturo Pérez y Ulises Bravo, juntos, acusaron que lo quitaron a la mala con una “chicanada” política, al integrar a un legislador de origen priista, y que también habían violentado la normatividad de su partido.

Lo anterior es el inicio de un pleito en Morena que podría terminar con una derrota electoral en la próxima elección en donde se renovaran ayuntamientos, diputaciones y gubernatura.

Comments