Severa discriminación, acusa matrimonio igualitario en registro de su hijo

Por Leticia Villaseñor | Cuernavaca, Mor., 19 de agosto.- Carla Sofia González Herrera y Yaneli Barrea hicieron historia en Morelos al lograr el registro de su pequeño, al ser hijo de un matrimonio igualitario. Ambas mujeres celebraron el acto en el ayuntamiento de Cuernavaca, al tiempo que lamentaron el largo proceso burocrático, por más de un año, el cual tuvo como característica la discriminación.


Yaneli Barrera explicó que desde el año pasado, a los 20 días de nacido el bebé, acudieron a la Oficialía del Registro Civil 01 para realizar el trámite para el acta de nacimiento el cual les fue negado “porque la legislación vigente en la materia impedía el trámite, proponiéndoles lo registraran la madre o el padre, previa exhibición de su certificado de nacimiento”, explicó el ayuntamiento de Cuernavaca en un boletín de prensa.
Sin embargo las madres se inconformaron y acudieron a la comisión de Derechos Humanos Morelos (CDHM) donde fueron canalizadas al Poder Judicial para solicitar un amparo el cual les fue negado en primera instancia al no contar con argumentos sólidos, se les dijo entonces.
El matrimonio, que contrajo nupcias en 2017, buscó asesoría legal y fueron remitidas a la Dirección de Diversidad Sexual del Ejecutivo del estado. Ya con el argumento legal apropiado, acudieron de nueva cuenta ante la justicia federal para solicitar otro amparo, el cual les fue concedido, pero el resolutivo tardó más de lo esperado debido a la pandemia por el coronavirus que causó el cierre de los tribunales por tres meses.
“Esperamos más de un año para que nuestro hijo tuviera personalidad legal y acceso a sus derechos. Era un caso nuevo para todas las dependencias, para el ayuntamiento, la CDHM, para el Poder Judicial, fue algo nuevo para todos, fue difícil pero logramos abrir camino, dejamos el precedente”, comentó Yaneli.

La discriminación no fue sólo para nosotras, señaló Sofía, seguramente nuestro bebé sufrirá las consecuencias de vivir en esta sociedad que aún no está preparada para aceptar este tipo de casos.


La mamá comentó que desde que dio a conocer públicamente el caso ha recibido un cúmulo de mensajes positivos pero también en contra, “esos no me interesan, a mí me importa ser un buen ejemplo para mi hijo y que nuestro caso deje el precedente para otras parejas, porque a nuestro bebé le negaron seguro social, guardería, derecho a fórmula, control de niño sano el primer año de vida y seguro de gastos médicos mayores, entre otros aspectos, y todo bajo el argumento del interés superior del menor, pero sólo lo afectaron quienes pusieron esas trabas”, acotó.
Somos como cualquier otro matrimonio, lo único diferente es que somos una pareja del mismo sexo, finalizó.


La Oficialía 01 del Registro Civil cumplió este día la resolución judicial que permite salvaguardar los derechos humanos y ciudadanos del infante, emitiendo y entregando la copia certificada de registro de nacimiento a la pareja lesbomaternal.