Monday, August 15, 2022
Información para que decidas


Fácil ganó Ulises Bravo a la incorruptible estructura de Morena y sus débiles líderes

Política para Cigotos | Oswald Alonso.- La elección interna del partido Morena, donde se eligieron consejeros estatales de los cinco…

By Oswald Alonso Navarro , in Opinión Política , at 1 de agosto de 2022

Política para Cigotos | Oswald Alonso.- La elección interna del partido Morena, donde se eligieron consejeros estatales de los cinco distritos en la entidad, no la ganó Ulises Bravo Molina, hermano del gobernador Cuauhtémoc Blanco, quien logró, sin ser de este partido, ser electo consejero y además meter un número importante, aún no identificable.

Más bien quienes perdieron la elección, son aquellos líderes que desde hace años mantenían el ficticio control de la dirigencia estatal y por desiciones equivocadas perdieron, entre otras posiciones,  la elección en Cuernavaca, municipio más importante en el estado, ahora gobernado por José Luis Urióstegui Salgado, ayudado por el PAN.

Perdieron la elección los líderes de Morena, porque para ponerse de acuerdo, tal como ocurría con el PRD, su anterior padre, no lograron articularse para un acuerdo y lograr la conformación de un Consejo Estatal con verdaderos lideres surgidos de la izquierda histórica o que por lo menos hayan hecho trabajo verdadero.

Ante tal incapacidad, para justificar su fracaso, los morenistas, acusan que el malevolo Ulises Bravo, compró miles de votos para penetrar la incorruptible estructura del partido del presidente Andrés Manuel López Obrado, que desvió recursos del gobierno del estado para lograr su objetivo, y que movilizó a un ejercito de funcionarios para lograr un objetivo con mucha facilidad.

Es cierto, Ulises Bravo, hermano del gobernador de Morelos, fabricó todo un plan para estar en la sangre de Morena, pero lo hizo con el acuerdo del mismo presidente Lopez Obrador, quien habría pedido a Cuauhtémoc Blanco, integrarse a la precampaña presidencial de Claudia Sheinbaum, a cambio el “Cuau”, pidió espacios para su gente y su hermano, solo que el presidente sugirió que eso sería posible solo si lograban ganar terreno en el Consejo Estatal.Lo que ocurrió este domingo de una forma muy sencilla .

Ulises Bravo, dicen sus detractores, pagó por lo menos 400 pesos por cada voto de los casi 1,800 que logró, si esta versión es comprobable, entonces, su lugar en el Consejo le habría costado  poco más o menos de 720 mil pesos. La misma cantidad habría costado el insertar a cada uno de sus consejeros, pero ¿cuántos metió? Aún no lo sabemos, pronto se conocerá si logró lo necesario para controlar, manipular, negociar  o si sus canicas ni para un juego alcanzará.

Si con pagos cualquier personaje de la política logra entrar a la estructura de Morena, entonces, que débiles convicciones la de su estructura que a la primera pierde frente a un advenedizo político proveniente de la Ciudad de México que se  involucro en la política estatal en ayuda de su hermano, el ausente gobernador de Morelos.

La pregunta en consecuencia es: ¿De qué está hecho Morena?,¿Son sus militantes corruptibles?,¿Estan desarticulados?,¿Son incapaces de organizarse?,¿venden elecciones?,¿No les importa el futuro?,¿solo les importa el presidente Andrés Manuel?

Sea lo haya pasado en Morena- Morelos, lo que es evidente y probado, es que cualquiera puede entrar a este partido, quitar candidaturas en nombre de la democracia y con permiso del dueño.

Pero no deben, los morenistas, olvidar que eso  tiene un costo, ya lo vimos en la pasada elección, Morena perdió la capital por dejar que le impusieran candidatos, en castigo sus simpatizantes votaron por el candidato del PAN, estamos frente a  la misma película.

Comments