POLÍTICA PARA CIGOTOS | El presidente le rompió el corazón a todos los mexicanos. Ya no rifará el avión.

OPINIÓN | OSWALD ALONSO.- Todos estamos de acuerdo en que no debió comprarse un avión presidencial, pero somos una sociedad de  hipócritas que en su momento no lo criticó, menos se movilizó para evitarlo, y ahora esos que  no se movilizaron aplauden que el presidente, sin idea de cómo hacerlo, intenta venderlo, rifarlo o simplemente deshacerse de el. El avión es un símbolo faraónico que no puede volver  a ocurrir en México.  

El caso es que el presidente, abrió un sueño en los mexicanos que nunca nadie lo había hecho. Está haciendo creer que cualquier mexicano puede ganarse  en una rifa, avión al que solo un presidente tenía a sus ordenes en el pasado.

Pero esta propuesta fantasiosa que hace soñar a todo mexicano, no fue analizada jurídicamente lo suficiente, porque ya quedo claro que no puede rifar el avión, porque la realidad jurídica es que el avión es rentado o arrendado, y al final del contrato quizá sea del gobierno mexicano, y quizá hasta entonces  podría hacerse realidad este sueño. Mientras la rifa del avión se esfumó como los borregos en la noche cuando todos dormimos.

Lo preocupante es que a pesar de ese sueño que nos generó el presidente, en la población parece no pasar nada, todo le aplauden, todo le apoyan y todo le pasan. un polítilogo de queretaro escibió que el presidente está ateflonado porque nada le pega o se le pega. Solo se puede explicar con un presidente populista que le ha hecho creer a la población que en realidad ellos son quienes gobiernan através de él. Los ingenuos lo creen.

El tema del avión presidencia, por otro lado, ha  sido utilizado magistralmente en la pobacion como un nuevo modelo de  manipulación colectiva. Todos lo sueñan, bromean y hacen todo tipo de chiste pero, el tema está haciendo que no nos ocupemos por otros como el de los medicamentos en los hospitales, la desaceleración económica y sus consecuencias en los bolsillos de la población,  la violencia cada vez más horrorizante, los feminicidios, etc.

Nos estamos olvidando de los temas verdaderamente importante en este país, lo peor es que no nos estamos dando cuenta porque el presidente lo que esta provocando es que normalicemos las banalidades oficiales sin consecuencias , porque todo le creemos a pesar de que probado está, se ha equivocado en varias ocasiones como ocurrió con la liberación del hijo del narcotraficante el Chapo Guzmán.