OPINIÓN | El infecundo

Política para Cigotos | OSWALD ALONSO.- La organización Morelos Rinde Cuentas, ha dejo al descubierto tres grandes irregularidades del gobierno de Cuauhtémoc Blanco: Los contratos por casi 200 millones de pesos -legales- pero poco productivos con medios de comunicación; los gastos nada transparentes en medicamentos; y lo infecundo del gobernador ausente, quien contadas veces asiste a trabajar.

en este último caso, la organización que promueve la transparencia dice que hoy más que nunca, el gobernador de Morelos debe trabajar proactivamente por el bienestar de los ciudadanos y se pregunta:. ¿Te gustaría conocer con cifras y gráficas qué tanto ha trabajado el gobernador de nuestro Estado?

En su informe del mes de diciembre establece que con información de la oficina de la gubernatura de Morelos, analizó los días en los que el Gobernador de Morelos tuvo actividad o eventos en su primer año de gobierno (1 oct 18 al 30 sep 19).De los 365 días revisados, en 207 días no tuvo actividad (57%), en 100 días tuvo al menos un evento o actividad (27%) y en 53 días tuvo de 2 a 4 eventos al día (16%). Pero en su arranque del 2020, su trabajo tuvo menos intensidad.

Sobre la publicidad oficial Rinde Cuentas informó que en 2019, el Gobierno Estado de Morelos programó un gasto de 82 millones de pesos, pero ejerció 189 millones. “Un 129% más de lo programado.
Proponemos: Evaluar la publicidad escencial, Transparentar los datos y redireccionar recursos a salud y economía”, propuso la organización civil quien además difundió una lista de los medios y periodistas que recibieron recursos  públicos.

Y finalmente, acusaron que cerca de mil  millones de pesos de los Servicios de Salud de Morelos, no han son transparentados en la Plataforma Nacional de Transparencia 2019, como la compra de medicamentos, equipo médico, productos químicos y otros.

No es gratis el estado de rechazo a Cuauhtémoc, tampoco que en el ambiente empieza a crecer la idea generalizada del arrepentimiento por votar a ciegas por un futbolista que en solo un año y medio, se ganó el repudio que Graco Ramírez en 5 o 6 años.

A eso se agrega el posible caso de corrupción de su jefe de la gubernatura José Manuel Sanz, quien de acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP, lavó 700 millones con ayuda de cuatro funcionarios públicos que habrían sido operadores financieros, recursos que tuvieron como destino una cuenta en un paraíso fiscal.