Política Para Cigotos: Solo un vocero para el Covid-19 en México, es lo sano

En toda crisis debe existir un vocero experto en el tema, para evitar cometer errores que pueden significar, en temas de seguridad nacional, como lo es el del coronavirus, daños mayores.

Especificamente en México, el Subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez, ha sido designado el vocero único para este tema. Lo ha hecho muy bien, con un tropiezo pero menor frente al beneficio colectivo. Pero, el presidente no respeta su propia orden.

Hasta ahora Nadie duda de la capacidad científica de López Gatell, ni de su capacidad de comunicar la pandemia. Pero, quien sin ser vocero del tema, está cometiendo una serie de errores en comunicar, es el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nadie duda de sus buenas intenciones y de lo que él hace por los que menos tienen, además es su obligación; debe tener momento de calma y prudencia, momentos de silencio, momentos de mensajes que animen a los que gobierna, no que desconcierten.

Lo anterior viene a razón de lo que dijo sobre lo que recién dijo del #coronavirus. “Nos vino esto como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación”, dijo el presidente sobre la pandemia que vivimos.

Muchos de sus seguidores dirán y defenderán que él no dijo lo que otros dicen que dijo. Otros más dirán que es una cuestión de interpretación del discurso. Sus contrarios expresarán que se trata de un grave error porque es tanto como afirmar que se alegra que haya enfermos y muertos.

Las dos posiciones están en el debate público, lo único cierto también es que, las palabras así como se dicen y lo que significan, tienen un sentido muy claro para los que sabemos leer y escribir en lo básico. Si somos más exigentes en materia de ciencia política y comunicación política, ¿el presidente pasará la prueba?. Pienso que no, aunque eso no importa, sobre todo los que aún creen ciegamente en él.

Por eso, necesario es que, en el tema del #coronavirus, el único vocero siga siendo el científico López Gatell, y que todo lo que el presidente manifieste, esté alineado con el discurso de López Gatell. Veo difícil que lo haga pero sería lo más prudente que un presidente puede hacer en tiempos de pandemia.